2 de diciembre de 2007

Conexión con el futuro




La nueva era esta despegando, los motores se están calentando (no es mi caso porque yo viajo sinmotor... me gusta el riesgo) así que abróchense los cinturones porqué el viaje será... diferente.

Vivimos la era de Internet la galaxia gobernada por el desconocido (individuo que comunica sus ideas sin ser visto) Hemos regresado a los tiempos del juglar donde firmaban como Sr. Anónimo y se hartaba a redactar libros y poesías capaces de escribir historias y de permanecer en la actualidad. Siempre digo que la existencia del ser humano tiene una trayectoria circular, empieza en un punto y vuelve a regresa a él.

Internet se ha hecho mayor, los colacaos han hecho su efecto, quien iba a decir que aquella soleada mañana de 1969 cuando se estableció la primera conexión de computadoras, conocida como ARPANET entre tres universidades en California y una en Utah, iba a ser el inicio de una era.

La Internetdependencia ha llegado. Ahora la televisión utiliza Youtube para crear contenidos, la radio hace uso de Menéame para ofrecer noticias sorprendentes, la revista... se han convertido en digital, los prosumers están en pleno apogeo de trabajo, los fascículos de Cantinflas se bajan por Internet, los políticos, Rajoy y Zapatero, buscan amigos por facebook para obtener votos, mientras que otros como Llamazares utilizan Myspace para comunicarse con los votantes y es que redes sociales se han apoderado del tiempo libre de los jóvenes...

La publicidad es la encargada de gestionar esto, porque se puede ser anónimo pero no se puede vivir del aire. Y he aquí la clave del asunto. Cómo se gestionará esta publicidad, que herramientas se utilizarán, como se contabilizará los impactos, que nuevos targets aparecerán, que sistemas de publicidad se crearan, serán las redes sociales las que se encarguen de cortar el pastel, que papel jugará Google...

En fin, sólo la censura es capaz de parar todo esto, en Francia ya han tomado medidas y en otros países se esta estudiando la manera de impedir el mercado libre y gratuito de la información.

¿Quién ganará? hagan sus apuestas... por Internet claro.

No hay comentarios: