21 de mayo de 2007

¿El fin del spot?


Muchos son los que hablan de que la relación publicidad y medio convencionales esta apunto de llegar a su fin. Lo dudo. Pero no descarto que haya un distanciamiento. El spot de 30' molesta, si es un mal spot. Cuando vemos la tele desconectamos de la sociedad, disfrutamos de nuestro tiempo libre. Un spot interrumpe una actividad que nos gusta. Es como si estuviéramos durmiendo y de repente en el segundo sueño.... Has probado las nuevas natillas? Prueba Danet, Ronaldinho ya se ha comido media docena.


No digo que el spot desaparezca porque cuando se emite el telespectador se va al lavabo o hace zapping. El spot tiene una función y unas limitaciones, que en la actualidad le han hecho perder su supremacía.

El spot es un punto de encuentro entre la marca y el consumidor. En una fiesta hay dos opciones ir o no ir. Si vas tienes posibilidad de conocer gente que te puede llegar a interesar sino vas no conocerás a nadie (bueno quizás hagas algo más entretenido en tu casa...) Siguiendo con la metáfora. Las fiestas a las que va el spot cada vez va menos gente. La gente utiliza nuevas tecnologías, no tiene tanto tiempo libre y si lo tiene, la tele ya no actúa como único elemento de distracción.

El futuro de la publicidad está en las nuevas tecnologías. Los nuevos soportes que permiten una infinidad de opciones creativas que llegan a un público específico. Ahora podemos hacer vallas publicitarias personalizadas gracias al sistema RFID, podemos recibir promociones vía bluetooth, caminar sobre un anuncio, robotanuncios... Actualmente se busca una publicidad en donde el protagonista no es la marca sino el consumidor. La gente quiere que hablen de ella, y este es el nuevo camino, construido a partir de la nueva tecnología.

Sino te invitan a la fiesta, diles que vas en nombre del futuro. Quizás te inviten a la primera consumición.

13 de mayo de 2007

One point for Spain dijo Suecia mientras votaba


No acostumbro a ver Eurovisión, pero ayer hice una excepción. Cuando descubro Eurovisión es haciendo zapping y cuando ya han cantado todos. Hay veces que pienso que es una gala de estas que hacen de "Rioja como te quiero!" o "Asturias te llevo dentro". Siempree llego en el momento cumbre de las votaciones.

Unas votaciones previsibles. Porque la audiencia vota (si es que vota) por varios motivos. La calidad de la canción (difícil), la simpatía del cantante o país (jamoncito, sol, paela) , el freakismo o la cercanía del país. Desde 1998, que coincide con la integración de los países de la antigua URRS, sólo han ganado países del este y norte de Europa. También ha ganado Israel que aún no se que hace participando.

Los países actúan como marcas. Armenia votará a Bielorrusia, Ucrania, Letonia, y estás a Armenia, porque su cercanía decide su voto. La historia también decide el voto, por ejemplo Israel nunca votará a Alemania, por razones obvias. Pero Alemania si que votará a Turquía, bueno los turcos alemanes votarán a Turquía.

Traspasemos este conflicto a las marcas. Si yo me voy a Argentina y veo en un lineal de jabones Ala y Wipp. Compraré Wipp. Porque la conozco quizas sean iguales, pero me fío de lo que conozco. No quiero dejar en manos de un detergente desconocido mi colección de camisetas y jerseis de rayas. Otro ejemplo, si un americano viene aquí comprará ketchup Heinz y no Calvé, no puede combinar su chuletón con una salsa europea.

Compramos lo que conocemos, lo que nos da seguridad. Nuestra relación con la marca es como una relación con un amigo, un conocido o un desconocido:

Amiga: Una marca con un relación sólida, sólo la abandonas cuando te hace algo que no te gusta y no la puedes perdonar. Es una relación apunto de matrimonio pero no te gusta los compromisos y dejas libertad para probar nuevas cosas.

Conocida: La has visto y te han hablado de ella. La conoces porque alguna vez la has probado o te la han presentado. Pero es una relación de cruce. Si la ves la saludas y alguna vez te paras. Es una relación de amante. Tu intención es que no llegue a más, pero nunca se sabe hasta donde puede llegar la pasión.

Desconocida: Te mira, pero rehúses. No quieres conocerla te da miedo. No te han hablado de ella y no te fías. Ella intenta persuadirte con su packaging. Pero tu no sabes nada de ella. Sólo la comprarás si te atrae con su mirada, con su manera de comunicarse o por el rojo pasión de su packaging.

Todas estas tipologías están relacionadas; un desconocida puede convertirse en amiga y una amiga en conocida. Igual que una conocida en amiga.

En resumen, la decisión de compra depende de muchos factores. Pero el grado de conocimiento y cercanía son valores importantísimos. Como ya dije en el anterior post. Nos fiamos de lo que conocemos y sólo arriesgamos si alguien nos habla bien de ello.

Sé infiel a las marcas ellas nunca lo sabrán... bueno quizás si, pero no tiene tu número de teléfono.