26 de octubre de 2009

¡Viva la Revolución!


En un tiempo muy, muy lejano ocurrió una revolución que cambio el rumbo del mundo. Sucedió en una tarde lluviosa de 1732. En un lugar concreto y desconocido del Reino Unido. Una materia llamada carbón se convertía en el principal recurso energético del momento. Capaz de mover la novedosa máquina de vapor y la no menos moderna Spinning Jenny, conocida mundialmente por hilar 8 hilos al mismo tiempo... Increíble.

En esa época los Reyes Magos, viendo la tendencia, invirtieron en carbón y se fueron a la gran ciudad a montar sus empresas. Su compañía sólo trabajaba un día al año y los gastos eran superiores a los beneficios... Así que con ellos se inicio un éxodo Rural hacía las oportunidades de la ciudad y la multitud de vacantes laborales.

Pasamos de trabajar en un taller familiar a hacerlo en una gran fabrica, de vivir en la tranquilidad del campo a vivir en la colapsada urbe, de la manufactura a la producción en serie, del paseo en caballo al viaje en ferrocarril... Con tanto cambio era lógico que se crearán nuevas clases sociales, se hablara de ideologías, se abrieran los mercados, la esperanza de vida creciera... La sociedad cambió.

Los años pasaban y los cambios evolucionaban una sociedad que necesitaba un nuevo enfoque. Fue entonces cuando llego la iluminación, y nunca mejor dicho, la electricidad se instaló en un mundo gobernado por el carbón. Con la electricidad llego la bombilla, el teléfono, la radio, el cine... evolucionaron las comunicaciones y el Señor Monopoli, que más tarde fue encarcelado por blanqueo de dinero en el sector de la juguetería, dominaba y centralizaba el capital.

Pasaron muchas cosas, muchas fiestas, muchos niños fruto de esas fiestas... Hasta 2009 dónde nos encontramos redactando el guión de la nueva temporada de "Revolución", pero sin la FOX de por medio.

De nuevo, nos encontramos con un nuevo cambio, que siguiendo la historia debería estar protagonizado por una energía que bien podría ser la denominada renovable y con una nueva idea de negocio. Qué bien podría ser el renovar y actualizar cada uno de los sectores.

La atmósfera está pidiendo a gritos darse un respiro y el Sol desea convertirse en una alternativa energética. Siente nostalgia de los tiempos egipcios en dónde era venerado. En cuanto a la sociedad, debería darse valor y otorgarle un rol en este proceso. Difícil tarea teniendo en cuenta la automatización, los avances en comunicación y en robótica. Pero todo será cuestión de variar las reglas de nuestra cambiante sociedad.

Con todo, los Reyes Magos se arruinaron y fruto de su ira regalaron el excedente de carbón a los niños malos.